La canebière

La Canebière se abrió en 1666 durante la ampliación de la ciudad ordenada por Luis XIV. Su nombre viene del provenzal “Canebe”, cáñamo, que perpetúa el recuerdo de los cordeleros instalados aquí desde la Edad Media. Pero la Canebière no se prolongó hasta la partida del Gran Arsenal a finales del siglo XVIII, cuando se construyeron hermosos edificios.     



La Canebière conoce su momento de gloria durante la Tercera República, gracias a la intensa actividad intelectual y comercial que reina en las cafeterías, los grandes hoteles y los grandes almacenes.

La Canebière adquiere una fama internacional y se convierte rápidamente en un lugar simbólico de Marsella y de su puerto. En 1928 la Canebière se extiende oficialmente desde el Puerto Viejo hasta la iglesia de los Reformados, englobando así la calle Noailles y las avenidas de Meilhan.

El Café turc fue una de las primeras grandes cafeterías instaladas en la Canebière y se convirtió desde 1850 en una parada obligada para los viajeros con destino a Oriente. En el centro de la sala principal destacaba una fuente monumental sobre la que dominaba un reloj que marcaba al mismo tiempo la hora turca, china, árabe y europea. El Café turc desapareció tras la Primera Guerra Mundial.



La calle Beauvau fue abierta en 1785 sobre los terrenos del Arsenal de las Galeras (Arsenal des Galères). Es una de las primeras calles de Marsella dotadas de acera. En el número 4 de la calle, el hotel Beauvau ha alojado a  Lamartine en 1832, así como a George Sand y a Frédéric Chopin en 1835.


La Ópera
Los marselleses han sido siempre amantes del teatro y de la ópera. Habrá que esperar la venta de los terrenos del Arsenal de las Galeras en 1781 para construir el Gran Teatro. Desde entonces, todo el barrio se organizó alrededor de esta amplia parcela cuyas calles están dedicadas al teatro y a la música (Corneille, Molière, Lully…) así como a los grandes representantes de la Realeza en Provenza.



El Gran Teatro, de estilo neoclásico e inaugurado en 1787, es obra del arquitecto Benard. En 1919, un incendio destruyó el monumento; sólo se conservaron los muros maestros, la columnata jónica y la fachada principal de piedra tallada. Se eligió al arquitecto Gaston Castel, socio de Raymond Ebrard, para reconstruir la ópera en un estilo art déco.

En la fachada se puede leer la frase inscrita sobre la cornisa superior: “L’Art reçoit la Beauté d’Aphrodite, le rythme d’Apollon, l’équilibre de Pallas, et doit à Dionysos le mouvement et la vie” (el Arte recibe la belleza de Afrodita, el ritmo de Apolo, el equilibrio de Pallas y le debe a Dionisio el movimiento y la vida).


La originalidad del edificio reside en la mezcla de estilos neoclásico del siglo XVIII y art déco del siglo XX.

Los grandes hoteles
Una de las más hermosas construcciones es sin duda el antiguo Hôtel du Louvre et de la Paix, del arquitecto Pot, ubicado en el nº 63 de La Canebière. La entrada monumental está encuadrada por cuatro cariátides que representan los cuatro continentes. Este hotel estaba clasificado como hotel de primera clase y se componía de 250 habitaciones. Estuvo en funcionamiento hasta 1941, año en el que fue requisado y comprado por la Marina Nacional, y ocupado por la Kriegsmarine. Después de la guerra y hasta 1977, la Marina se instaló de nuevo en los locales. La decoración era la misma que durante el Segundo Imperio. En 1980 se vendió el edificio; los arquitectos sólo respetaron las fachadas, la escalera y los dos salones clasificados como Monumentos históricos. En este hotel tuvo lugar en 1896 la primera representación cinematográfica de los hermanos Lumière en Marsella, “Entrée en gare de La Ciotat". En 1984 la tienda C&A abre sus puertas. 



El Hôtel Noailles, en el nº 62 de La Canebière, fue edificado por el arquitecto Bérengier en 1865. La parte delantera del edificio está dominada por un frontón triangular esculpido y su fachada se caracteriza por la alternancia de frontones triangulares y curvilíneos. Fue un hotel muy lujoso hasta 1979, pero hoy en día es una comisaría.

Las Avenidas de Meilhan
La ampliación de 1666 preveía la creación de un paseo público más allá de las murallas. Las obras finalizaron en 1775 gracias al intendente de Provenza, Sénac de Meilhan. Estas avenidas se hicieron famosas por sus merenderos. El estilo de los edificios es muy diferente al de La Canebière y la calle Noailles, y la mayoría data de finales del siglo XVIII.
 
El quiosco de música, de metal reemplaza desde 1911 a un quiosco de madera más antiguo. Una fuente Wallace, que más tarde sería recolocada en el parque Longchamp, fue ubicada aquí en los años treinta.



El Monument aux Mobiles fue erigido aquí en 1894 en recuerdo de los soldados marselleses muertos durante la guerra de 1870.

Los Reformados
En el siglo XIV, los ermitaños de San Agustín se instalaron en el emplazamiento de la iglesia Saint-Ferréol les Augustins, ubicada sobre el Puerto Viejo. En el siglo XVI se llevó a cabo una reforma de su culto y los Agustinos Descalzos construyeron otro convento más allá de La Canebière. Los monjes se dispersaron durante la Revolución. En 1803, se creó una nueva parroquia, y la construcción de esta nueva iglesia de inspiración neogótica se llevó a cabo según los planos del arquitecto Reybaud. La iglesia fue consagrada en 1888.

OTCM