• image_fond
Vous êtes ici : Descubrir Marsella...  >  Ciudad de arte  >  La canebière
 

La canebière

Uno de los primeros grandes cafés que se instalaron en la Canebière, el café turco era, desde 1850, lugar de paso obligado para los viajeros con destino a Oriente. Sobre la calle Prince de Beauvau se abría un salón a la oriental. En el centro de la sala principal, que daba a la Canebière, destacaba una fuente monumental, sobre la cual dominaba un reloj de cuatro cuadrantes. Símbolo de la apertura de Marsella hacia el mundo, este reloj marcaba a la vez la hora turca, china, árabe y europea. Su decorado fastuoso y su ambiente han sido evocados con frecuencia en la literatura. El café turco desapareció en los días que siguieron a la primera guerra mundial.

Calle Beauvau
Esta calle fue abierta en 1785 sobre los terrenos del Arsenal de las Galeras, y lleva el nombre de un gobernador de Provenza. Fue una de las primeras calles de Marsella a la que se dotó de aceras. A destacar, en el número 4, el Hôtel Beauvau, que fue la residencia de Lamartine en 1832, así como de George Sand y Frédéric Chopin en 1835.

La Ópera      
Los marselleses siempre han sido amantes del teatro y de la ópera. Para responder a esta afición local se construyeron varias salas de espectáculos en diversos puntos de la ciudad. Pero habrá que esperar a la venta de los terrenos del Arsenal des Galères en 1781 para que se pueda emprender la construcción del Grand Théâtre (una de las cláusulas del contrato de venta estipulaba la obligación de construir una ópera según el principio de concesión a perpetuidad). El conjunto de los terrenos fue cedido por el Ministerio de la Marina a la ciudad, que los revende tres años más tarde a una Compañía dirigida por el genovés Rapalli. Este personaje procede a la construcción de inmuebles, lo que va a dar lugar a extraordinarias alzas de precios. Todo el barrio va a organizarse a partir de entonces alrededor de esta vasta parcela, y las calles se dedicarán al teatro y a la música (Corneille, Molière, Lulli …) así como a los grandes representantes de la Realeza en la Provenza.
El Grand Théâtre, inaugurado en 1787, fue obra del arquitecto Benard. De estilo neoclásico, fue concebido como un templo de la música y de la danza. En 1919, un incendio destruyó completamente la sala y el escenario; únicamente se conservaron los muros maestros, la columnata jónica y la fachada principal en piedra tallada. El arquitecto Gaston Castel, asociado con Raymond Ebrard, fue designado para reconstruir la ópera de 1921 a 1924, en un estilo Art Déco. La idea de Castel fue abrir esa obra a una pléyade de creadores y técnicos que van a intervenir en todos los ámbitos: pintura, escultura, mosaicos, forja...
Sobre la fachada pueden verse las cuatro alegorías de Sartorio, así como la siguiente frase inscrita en la cornisa superior: “El Arte recibe la Belleza de Afrodita, el ritmo de Apolo, el equilibrio de Palas, y debe a Dionisos el movimiento y la vida”.
En el interior no deben dejar de apreciarse los siguientes elementos:
En la sala situada sobre el marco del escenario, “el nacimiento de la belleza”, realizada por Antoine Bourdelle, en estuco rojo sobre fondo de oro; en el gran salón, dos maravillosos vasos especialmente concebidos para ese vasto espacio por la manufactura de Sèvres y el decorado del techo, obra de Carrera, que ilustra en tonos acidulados el mito de Orfeo y Eurídice.
La originalidad del edificio reside en haber conseguido mezclar el estilo neoclásico del siglo XVIII y el estilo Art Déco del siglo XX. La ópera sigue siendo uno de los raros ejemplos en el mundo de arquitectura oficial concebida en estilo Art Déco.

Hôtel Louvre et Paix    
Una de las más bellas realizaciones es sin duda el viejo Hôtel du Louvre et de la Paix, del arquitecto Pot, ocupado hoy en día por la tienda C&A. La fachada ofrece a los visitantes una entrada monumental, que queda encuadrada por cuatro opulentas cariátides que representan a los cuatro continentes (Europa, Asia, América y África).
Este hotel estaba clasificado entre los hoteles de primera clase, y tenía 250 habitaciones, 20 salones y 2 salas de restaurantes. Funcionará hasta 1941, fecha en la que será requisado y comprado por la Marina Nacional, y después por la Kriegsmarine. Después de la guerra, y hasta 1977, la Marina vuelve, instala sus despachos, utiliza las salas de recepción para sus actos oficiales, la misa de los oficiales… El decorado se mantenía entonces tal y como era en la época del Segundo Imperio.
En 1980, tras 3 años de abandono y de degradaciones, se vende el edificio; los arquitectos no conservarán más que las fachadas, la escalera y dos salones que fueron declarados como Monumento Histórico, y en 1984 la tienda C&A abrió sus puertas. En el interior, a la izquierda, puede verse todavía la escalera, y al fondo de la tienda unas falsas puertas disimulan esos dos magníficos salones, testigos de la época fastuosa del Grand Hôtel du Louvre et de la Paix. Es en ese hotel en donde en 1896 tuvo lugar la primera representación cinematográfica de los hermanos Lumière en Marsella, la "Entrada en la Estación de La Ciotat".

Hôtel Noailles
Fue edificado por el arquitecto Bérengier en 1865. Se trata de un edificio muy bello, mucho más sobrio en su arquitectura que el Louvre et Paix, con un saledizo central coronado por un frontón triangular. La fachada aparece distribuida sobre una alternancia de frontones triangulares y curvilíneos. En otros tiempos fue un hotel muy lujoso, y hasta 1979 los grandes personajes de este mundo, ya fueran artistas o hombres políticos, “bajaban” al Noailles.
Todos los hoteles de la calle de Noailles eran, por otra parte, tan conocidos, que el periódico les dedicaba una rúbrica diaria. Hoy transformado en edificio de oficinas, el Noailles sigue siendo, sin embargo, una dirección prestigiosa.

Las Avenidas de Meilhan forman la última parte de nuestra Canebière. La ampliación de 1666 preveía la creación de un paseo público más allá de las murallas. Las obras no se terminaron hasta 1775, con la intervención del intendente de Provenza, Sénac de Meilhan. Estas avenidas tenían entonces mucha fama por los merenderos a los que acudían los jóvenes para divertirse y bailar.
El estilo de los inmuebles es muy diferente del de la Canebière y del de la calle Noailles, y la mayoría de ellos datan de finales del siglo XVIII. Puede encontrarse de nuevo el estilo “marsellés de 3 ventanas”, que reaparece más adelante, en el boulevard Longchamp. Es en esta parte de La Canebière en donde se celebra cada año la feria de las figuritas. Es una de las tradiciones más vivas y más populares de Marsella.
Cuando terminó la Revolución Francesa, un marsellés de los Barrios Viejos, Jean-Louis Lagnel, comienza una importante producción en serie de figuritas de arcilla, moldeadas y pintadas. Estos "santouns", o pequeños santos, se destinan a los belenes familiares. Para crear sus propios personajes, Jean-Louis Lagnel se inspira en las calles de Marsella y en los oficios de la época. Los orígenes de la feria de las figuritas se remontan a los días posteriores a la Revolución, lo que hacen de esta feria de figuritas de Belén la más antigua de toda Provenza.
En la Navidad de 1803, tres tenderos vendían figuritas de arcilla en la esquina de la
Canebière y el cours Saint Louis. El pequeño mercado, tolerado por la municipalidad, se transformará muy pronto en la feria de los belenes, después de las figuritas, y conocerá un éxito fulgurante. En 1886, se trasladará a las avenidas de Meilhan. La feria de las figuritas de Marsella se abre todos los años desde el último domingo de noviembre hasta el 31 de diciembre. Su inauguración se realiza al son de los tamboriles y en presencia de un gentío feliz, a la salida de la misa de los “santonniers”, que se celebra en lengua provenzal, en la iglesia de San Vicente de Paúl – los Reformados, sobre la que volveremos más adelante.
 
El quiosco de música, construido en metal, sustituye desde 1911 a un quiosco de madera más antiguo. En los años 1930 fue colocada una fuente Wallace, que después se recolocará en el parque Longchamp.

Le Monument aux Mobiles
Aquí se erigió también el Monumento a los Móviles en recuerdo de los soldados marselleses muertos durante la Guerra de 1870. En él puede reconocerse a Francia en armas, con los valientes soldados a sus pies. El Monumento a los Móviles es el punto de partida de las manifestaciones que bajan desde la Canebière hacia el Puerto Viejo, y después suelen dirigirse hacia el ayuntamiento, o hacia la prefectura, según sea la naturaleza de sus reclamaciones. Pero es en ese lugar en donde se forman también los desfiles, ya sean para el 14 de julio o para el carnaval, cuando los héroes del día se pasean con orgullo por La Canebière, mientras les aplaude el gentío siempre dispuesto a festejar.

Les Réformés
Durante el siglo XIV, las ermitas de San Agustín dejaron su antiguo emplazamiento para trasladarse a la iglesia de los agustinos de Saint-Ferréol, situada sobre el Puerto Viejo. En el siglo XVI se inició una reforma de su culto: los agustinos de Déchaux construyen otro convento más allá de la Canebière. Durante la Revolución, los monjes se dispersaron. En 1803 se creó una nueva parroquia en este barrio cuya población sigue aumentando. Un pastor de la Misión, congregación fundada en 1625 por San Vicente de Paúl, se convirtió en el primer cura de esa parroquia. La construcción de la nueva iglesia de inspiración neo-gótica se llevará a cabo según los planos del arquitecto Reybaud. La iglesia fue consagrada en 1888. En 1989 se creó la ASPRA para la conservación del edificio. En 1998 se colocó por fin un carillón de cuatro campanas en una de las dos agujas. Su altura, 69 metros por encima del suelo de la cripta, da una idea de las dimensiones imponentes de la iglesia.
En el interior destacan los vitrales realizados por Didron, que evocan las principales escenas de la Biblia y los santos de Provenza. También, las fuentes bautismales, el altar mayor realizado en mármol, lapislázuli, ónice, bronce dorado adornado de esmaltes, la silla en madera esculpida y el altar en mármol realizado en 1999 con la vieja mesa sagrada, el Cristo del Santo Sudario del escultor marsellés Botinelly.

A- A+ | PARTAGER | Impression
 
Book your hotel
Search for accomodations
Météo
air
12 °C
ciel:
Beau météo